Detectores de humo y gases para dependientes

Detectores de humo y gases para dependientes
Así como algunos ancianos, estén o no encamados, se hallan en sus plenas facultades mentales e incluso sensoriales, otros pacientes necesitan ayuda extra para evitar graves problemas, como pueden ser las intoxicaciones por humo, la inhalación de gases tóxicos o incluso quemaduras. Muchos de estos pacientes no pueden ser conscientes de los olores que se propagan, o del humo que desprenden incipientes incendios. Los detectores de humo y gases para dependientes, son proporcionados por especialistas en el cuidado de pacientes que requieren cuidados específicos.

La vida de su ser querido puede salvarse instalando en el techo o pared dispositivos que avisan con alarmas ante la presencia de humo, gas propano, butano, etc. Cualquier gas o humo nocivo es detectado por los dispositivos, haciendo que suene la alarma y el personal dedicado a la atención de los dependientes, acuda con presteza hasta ellos para poner remedio a la situación.

Los mayores y enfermos merecen los mejores aparatos, pues la última tecnología también está de su parte. Con modernos sistemas no solo se evitan incendios o muertes por inhalación de gases tóxicos, sino también otras incidencias que pueden resultar muy graves. Es el caso de las caídas. Para avisar de caídas, los profesionales pueden facilitar a los pacientes detectores de caídas, otro aparato específico para dependientes que facilitará una asistencia inmediata en el caso de caídas.

También sus seres queridos podrán ver mejorada su calidad de vida gracias a la asistencia de especialistas que le aconsejan sobre el mejor colchón para descansar o dormir. Las personas mayores, especialmente las que padecen problemas de movilidad, pueden presentar lesiones de gran gravedad, como son las UPP o úlceras por presión. Los familiares están en la posibilidad de obtener colchones de presión alterna, o bien colchones antiescaras que servirán de ayuda extra para evitar la aparición o empeoramiento de las llagas.